Saltar al contenido

YouTuber tailandés se enfrenta a tiempo en la cárcel por comer murciélagos en cámara

11 de noviembre de 2022

Imagen a través de Facebook

La historia se repite y no en el buen sentido. youtuber taiwanés, Phonchanok SrisunakluaFue arrestada por la policía después de que subió un video de ella comiendo murciélagos en cámara. Si bien pudo haber captado la atención de la audiencia, el video no le cayó bien a la ley.

TMZ informa que Srisunaklua subió el video el lunes. En él, se la ve comiendo un plato de sopa lleno de vegetales y múltiples murciélagos muertos. El creador en línea arrancó las alas del animal cocido y describió la comida como “deliciosa”. El video fue subido, no solo a YouTube sino también a su página de Facebook, según yahoo! Noticias.

La policía tailandesa arrestó a Srisunaklua por “posesión de cadáveres de animales silvestres protegidos”. También fue acusada de violar la Ley de Delitos Informáticos de 2007 y podría enfrentarse a cinco años de prisión si es declarada culpable. Es posible que también tenga que pagar una fuerte multa de 500 000 baht (más de $13 000 USD). Srisunaklua negó ambos cargos.

El veterinario de vida silvestre tailandés, el Dr. Patarapol Maneeorn, le dijo a TMZ que existen serios problemas de salud si alguien se come un murciélago. También expresó que incluso si el animal estuviera cocinado, no está claro si la temperatura del agua caliente “realmente mataría los gérmenes”.

Departamento de Control de Enfermedades de Tailandia comentó sobre el incidente ya que advirtió al público que no comiera murciélagos debido a la transmisión de enfermedades y heces que podrían causar infecciones respiratorias.

Cuando se publicó el video, los espectadores estaban disgustados por las acciones de Srisunaklua, ya que se rumoreaba que comer murciélagos era la causa del virus COVID-19. Se dejaron comentarios en el video diciendo que ella va a “morir sola” y que la culparán si causa “otra pandemia”.

El video fue eliminado y el creador emitió una disculpa. Ella dijo que no tenía «malas intenciones» y que no estaba «pensando lo suficiente» cuando hizo el video.